NMC Horizon Report > 2017 Higher Education Edition (Spanish)

Introducción

Resumen ejecutivo

Introducción

Tendencias clave que aceleran la adopción de nuevas tecnologías en la educación superior

Tendencias a largo plazo: avance en la adopción de nuevas tecnologías en la educación superior en cinco o más años

 > El avance de las culturas de innovación
 > Enfoques de aprendizaje más profundo

Tendencias a medio plazo: avance en la adopción de nuevas tecnologías en la educación superior en los próximos tres a cinco años

 > Crecimiento del interés en la analítica del aprendizaje
 > Rediseño de los espacios de aprendizaje

Tendencias a corto plazo: avance en la adopción de nuevas tecnologías en la educación superior en los próximos uno o dos años

 > Diseños de aprendizaje híbrido
 > Aprendizaje colaborativo

Desafíos significativos que impiden la adopción de tecnologías en la enseñanza superior

Desafíos solucionables: aquellos que entendemos y sabemos cómo solucionar

 > Mejora de la alfabetización digital
 > Combinación de aprendizaje formal e informal

Desafíos difíciles: aquellos que entendemos pero cuyas soluciones son imprecisas

 > Diferencia de rendimiento
 > Avance de la equidad digital

Desafíos muy difíciles: aquellos que son difíciles incluso de definir y mucho más de solucionar

 > Gestión del conocimiento obsoleto
 > Replanteamiento del rol del educador

Desarrollos importantes en la tecnología educativa para la educación superior

Plazo estimado para su implementación: un año o menos

 > Tecnologías de aprendizaje adaptativo
 > Aprendizaje móvil

Plazo estimado para su implementación: de dos a tres años

 > Internet de las cosas
 > La próxima generación de LMS

Plazo estimado para su implementación: de cuatro a cinco años

 > Inteligencia artificial
 > La interfaz natural de usuario

Metodología

El panel de expertos en educación superior 2017

El NMC Horizon Report: Edición Educación Superior 2017 ha sido producido por el NMC en colaboración con EDUCAUSE Learning Initiative (ELI). La serie internacionalmente reconocida NMC Horizon Report y la serie regional NMC Technology Outlooks son parte del NMC Horizon Project, un esfuerzo exhaustivo establecido en 2002 por el NMC que identifica y describe tecnologías emergentes con probabilidad de tener un gran impacto en los próximos cinco años sobre la educación a nivel global. Cada una de las cuatro ediciones globales del NMC Horizon Report – educación superior, educación primaria y secundaria (K-12), museos y bibliotecas – destaca seis tecnologías, 6 desafíos y 6 desarrollos en la tecnología o prácticas que puedan tener un uso generalizado dentro de sus sectores durante los próximos cinco años (2017-2021).

En las páginas que siguen, se examinarán 18 temas relacionados con las aplicaciones educativas de la tecnología que han sido cuidadosamente seleccionados por un panel de expertos en educación superior del 2017 Horizon Project. Estos temas se sitúan directamente en el contexto de su probable impacto en la misión central de las universidades y escuelas, y se detallan con una presentación concisa, objetiva y sin tecnicismos. Cada una de estas tendencias ha sido vinculada con cuestiones esenciales de relevancia política, liderazgo y práctica.

Para planificar el futuro, es importante mirar atrás. Al reflexionar sobre los últimos 15 años del NMC Horizon Project, han surgido temas más amplios. Algunos temas como el enfoque en la medición del aprendizaje y la competencia de los nuevos modelos de educación reaparecen, votados regularmente en el informe por un amplio número de líderes de la educación superior y tecnólogos. Las siguientes tablas muestran los resultados de las últimas cinco ediciones de educación superior, así como la edición de 2017. (En algunos casos, por razones de coherencia, los nombres de los temas se han modificado ligeramente con respecto al informe en que aparecieron originalmente.) También cabe destacar la inclusión del Replanteamiento del rol del educador, así como la Combinación de aprendizaje formal e informal ya tanto como tendencia como desafío; en un principio fueron clasificados como tendencias, pero el panel de expertos anterior los volvió a clasificar como desafíos.

Al observar los numerosos solapamientos de una edición a otra, es importante señalar que, si bien los temas pueden aparecer repetidamente, sólo representan los amplios ámbitos del cambio educativo; cada tendencia, desafío y desarrollo tecnológico evoluciona con el tiempo, con nuevas perspectivas y nuevas dimensiones reveladas cada año. Por ejemplo, tanto el aprendizaje móvil como el aprendizaje online hoy en día no son lo que eran. La realidad virtual, los chatbots y las aplicaciones de inmersión han añadido más funcionalidades y mayor potencial de aprendizaje.

El formato NMC Horizon Report se revisó en 2014 para ampliar las tendencias y desafíos que marcan la adopción de la tecnología. Este cambio se basaba en el hecho de que la tecnología por sí sola no puede producir una transformación en la educación; los modelos de educación más inclusivos y las pedagogías mejoradas son soluciones vitales, mientras que las herramientas digitales y las plataformas son facilitadores y aceleradores. Además la forma en que la sociedad está evolucionando tiene un impacto inherente en cómo se usa la tecnología y en lo que ofrecen las instituciones de programación. Antes de la edición de 2014, las tendencias y desafíos no se situaban en posición horizontal; por lo tanto, la tabla no captaba los cambios a lo largo tiempo en la duración del impacto o en el alcance de la dificultad, respectivamente.

Los temas individuales suelen ser publicaciones de dos páginas para que valgan como ensayos y guías independientes, pero generan una visión más holística de cómo adquieren todas juntas una importancia creciente. En algunos casos, los desafíos representan obstáculos que impiden que se adopten tendencias positivas y las tecnologías son aceleradores, lo que revela una convergencia entre las tres secciones.

En conjunto, los temas que aparecen en el informe año tras año cuentan una historia más amplia sobre los temas generales que dirigen -o impiden- el progreso en la enseñanza, el aprendizaje y la investigación creativa. Cada tema se puede colocar en una o más de las seis meta-categorías que reflejan los movimientos en la educación superior.

Ampliación del acceso y conveniencia. La gente espera ser capaz de aprender y trabajar en cualquier lugar, manteniendo un acceso constante al material de aprendizaje y unos a otros. Las universidades han realizado grandes progresos creando métodos y plataformas para que docentes, estudiantes y personal colaboren y produzcan desde cualquier lugar. La llegada de dispositivos que están siempre conectados ha proporcionado más flexibilidad al modo, lugar y momento en el cual las personas aprenden y muchas instituciones han actualizado sus infraestructuras de TI como consecuencia. Mientras que las estrategias de aprendizaje móvil y digital han aumentado en el tiempo, las desigualdades en la conectividad de banda ancha de alta velocidad y la participación de los diferentes grupos de estudiantes (estatus socio-económico, género etc…) llevan a los líderes de la educación superior a evaluar continuamente la asequibilidad, el acceso y la calidad de sus servicios.

Superación de la innovación. Si la educación se considera un vehículo para el progreso de la economía mundial, debe convertirse en la guía de las sociedades hacia el siguiente gran paso, iluminando nuevas ideas que resuelvan desafíos inminentes y creando oportunidades para dar lugar a un futuro mejor. En este sentido, las instituciones son incubadoras de productos de alta calidad – invenciones reales y desarrollos que impulsan las tendencias positivas y el mejor de los productos en absoluto: los licenciandos, que no solo satisfacen las necesidades de evolución del mercado de trabajo sino que re-definen y mejoran la fuerza de trabajo de la que forman parte. El desarrollo de culturas de pensamiento empresarial y el diseño de nuevas formas de inteligencia artificial son solo dos de las muchas áreas de la educación superior que están difundiendo innovación.

Fomento del auténtico aprendizaje. El aprendizaje basado en proyectos, el aprendizaje basado en desafíos y el aprendizaje basado en competencias: todas estas tendencias pedagógicas están al servicio de la creación de experiencias más ricas y más prácticas y reales para los estudiantes. A medida que las instituciones de educación superior dan prioridad al aprendizaje activo por encima del aprendizaje de memoria, se  empieza a ver a los estudiantes bajo una nueva perspectiva. En lugar de considerarles simples participantes y consumidores de conocimiento, la incorporación de la cultura creadora en la educación superior les ha convertido en contribuyentes activos del ecosistema del conocimiento. Aprenden experimentando, haciendo, creando, demostrando la adquisición de sus habilidades de manera más concreta y creativa. Los estudiantes no tienen que esperar a graduarse para cambiar el mundo. Sin embargo, sigue siendo un desafío para las instituciones crear estas oportunidades en espacios y con paradigmas que aún se apoyan en prácticas tradicionales. 

Seguimiento y evaluación de evidencias. ¿De qué sirve un nuevo enfoque o despliegue tecnológico si los resultados no se miden y analizan cuidadosamente, con un programa ajustado en función de los resultados?  Las instituciones son cada vez más capaces de registrar una gran cantidad de datos programáticos. Este mismo principio se ha aplicado al seguimiento del rendimiento, el compromiso y el comportamiento de los estudiantes, y se ha aprovechado dicha información en la toma de decisiones en los departamentos y campus. Esta información también está alimentando experiencias de aprendizaje más personalizadas a través de herramientas de aprendizaje adaptativo que analizan las áreas de mejora y ofrecen, en consecuencia, un contenido adaptado a cada estudiante. A medida que estos aspectos basados en datos proliferan en la educación superior, los líderes deben considerar cómo adaptar la información de manera que presente un cuadro más holístico del éxito de los estudiantes y sea útil a todas las disciplinas. Será primordial adoptar una cultura de intercambio que acabe con el individualismo, mientras se mantienen unos estándares éticos y de privacidad.

 

Mejorar la profesión docente. El énfasis en un aprendizaje más práctico y mejorado por la tecnología ha influido en todas las facetas de la vida universitaria, manteniendo la enseñanza como fuerza central. Con los estudiantes inventando, iterando y colaborando regularmente, se ha transformado el papel del docente de “sabio en la tarima” a “facilitador del aprendizaje”.  Se hacen necesarias las actividades de tutoría y coaching ya que los estudiantes trabajan con problemas complejos para explorar nuevas fronteras y ganar habilidades concretas. A medida que las discusiones de clase dirigidas por los estudiantes profundizan en el material, los docentes deben equilibrar el enfoque centrado en el estudiante interviniendo de forma sutil pero efectiva. Sin embargo, a menudo las instituciones dan más valor a la investigación que a la enseñanza. Por tanto, los educadores no están lo suficientemente motivados para mejorar su profesión, ni se les premia cuando lo hacen con buenos resultados. Son necesarios programas que reconozcan y adopten prácticas de enseñanza positivas. Además, al igual que existe la necesidad de promover la alfabetización digital entre los estudiantes, el profesorado también debe mantener un desarrollo profesional continuo, con el apoyo de las instituciones.

 

Expansión de la fluidez digital. La tecnología y las herramientas digitales se han vuelto omnipresentes, pero pueden ser ineficaces o peligrosas cuando no se integran en el proceso de aprendizaje de manera significativa. El mundo del trabajo contemporáneo necesita empleados con conocimientos digitales que puedan trabajar sin problemas con diferentes medios y nuevas tecnologías a medida que vayan surgiendo. Un elemento importante para fomentar esta fluidez es reconocer que no basta con entender cómo usar un dispositivo o un software determinado; los docentes, el personal y los estudiantes deben ser capaces de establecer conexiones entre las herramientas y los resultados previstos, aprovechando la tecnología de forma creativa para adaptarse más intuitivamente de un contexto a otro. Las diferentes secciones institucionales deben compartir y sostener este movimiento ya que la fluidez digital es un hilo importante que atraviesa prácticamente todas las facetas de la enseñanza y el aprendizaje.

 

En el siguiente informe, cada tema aparecerá acompañado de iconos que indican las meta-categorías a las que pertenece, para aclarar las relaciones entre los temas. Las dos primeras secciones del informe se centran en un análisis de las tendencias que impulsan la toma de decisiones y la planificación de la tecnología, y en los desafíos que puedan obstaculizar la adopción de nuevas tecnologías. Cada una incluye un debate explícito sobre las implicaciones de la tendencia o desafíos para la política, el liderazgo y la práctica en las instituciones y organizaciones centradas de educación superior. La inclusión de estos tres elementos reconoce que se necesita una combinación entre gobierno, visión y acción para avanzar en tendencias positivas y superar desafíos apremiantes. Cada tema  concluye con ejemplos y lecturas que aportan mayor información.

La tercera sección del informe se centra en los desarrollos importantes de la tecnología – tecnologías del consumidor, estrategias digitales, tecnologías habilitantes, tecnologías en Internet, tecnologías del aprendizaje, tecnologías de redes sociales y tecnologías de visualización – todas ellas clasificadas por su impacto en la educación superior en los próximos cinco años. Cada desarrollo contiene un debate sobre su relevancia para la enseñanza, el aprendizaje o la investigación creativa y concluye con un conjunto de ejemplos de proyectos y lecturas adicionales.

En su conjunto, las tres secciones constituyen una guía sencilla para la planificación estratégica y la toma de decisiones para los líderes de educación superior en todo el mundo.